La boda

La boda

 

¡Júbilo! ¡Gozo! ¡Alegría!

porque por fin llegó el día

nuestra unión ya es eterna

en mi corazón tú gobiernas.

 

Caminamos ahora juntos

hacia un futuro unidos

apoyarnos el uno en el otro

en la toma de decisiones

seré ahora tu fiel copiloto

durante muchos años seguidos

por favor, no me abandones.

 

Se presenta una nueva etapa conjunta

acaba de abrirse a nuestros pies

poco a poco iremos dando

aquellos, nuestros primeros pasos

no lo sé, tal vez tropecemos

puede incluso que nos caigamos

pero si el uno en el otro nos apoyamos

ten por seguro, nunca retrocederemos.

 

Me considero tuyo

y a ti te hago mía

no es cuestión de orgullo

ni resulta una fantasía

que ambos nos unamos

en tu corazón, yo patrullo

observad cómo nos amamos

ésta es nuestra gran utopía

comienza en este gran día.